Dandy son anteojos diseñados para hombres y mujeres con presbicia (dificultad para ver de cerca).

Ver un precio, un menú o chequear el celular puede transformarse en una odisea si no encontramos los anteojos. Los lentes tradicionales se pierden, olvidan o traspapelan y quienes los usan colgados con una cadenita los exponen a rayaduras y enganches.

Dandy es una nueva generación en anteojos, que gracias a su apertura frontal mediante un imán, permite llevarlos siempre colgados de forma práctica y moderna.

Los Dandy son elegantes
Los anteojos Dandy son útiles para toda ocasión. Facilitan el trabajo y las tareas de la vida diaria.

¿Por qué usar Dandy ?

Prácticos

Los Dandy siempre están a mano. Ya no los vas a dejar olvidados en cualquier lado. Están donde tienen que estar en el momento que los necesitás.

Económicos

Al estar diseñados para ser durables y evitar pérdidas, hacen de tus Dandy una compra inteligente

Durables

Fabricados con los mejores materiales tanto nacionales como importados. Los Dandy superan en durabilidad a cualquier producto del mercado

Cómodos

Vienen en 2 tamaños, para adaptarse a cualquier rostro. Su diseño ergonométrico brinda un calce cómodo. Además son muy livianos.

industria argentina

Argentinos

Orgullosamente fabricados en el país bajo altas normas de calidad, los Dandy tienen garantía y repuestos en forma permanente.

Evitan rayaduras

Al llevarlos colgados, tus Dandy evitan el roce con superficies que puedan dañarlos

Los Dandy se adaptan a vos con asombrosa facilidad. Las patillas regulables aseguran el ajuste perfecto.

Para que todos puedan disfrutar de la comodidad de Dandy, podés encontrarlos en 2 tamaños:

CHICO

Indicado para rostros pequeños.
GRANDE
Perfecto para aquellos rostros un poco más anchos.

Conseguí tus Dandy exclusivamente en ópticas de todo el país

Por su versatilidad, los Dandy son ampliamente usados por directores técnicos, periodistas, actores, empresarios y políticos, como así también por profesionales médicos, arquitectos, odontólogos, abogados y por todos aquellos que en su vida diaria necesitan de la lectura y olvidarse definitivamente de la famosa frase “¿Y dónde dejé mis anteojos?”

Son aliados indispensables de miles de hombres y mujeres de las profesiones más variadas: médicos, arquitectos, abogados, artesanos, periodistas, locutores, técnicos, empresarios y todos aquellos que necesiten ver letras y objetos pequeños a lo largo del día.
Dirijo una universidad y necesito leer en todo momento. Vivía comprando anteojos porque me los olvidaba en todos lados. Le vi los Dandy a un amigo y no resistí la tentación de tenerlos. Fue una decisión importante comprarlos, lo que ahorré en dinero y disgustos no tiene nombre. Además tengo 3 hijos pequeños, y para ellos, abrirlos y cerrarlos es parte de la diversión también. Yo lo dejo, los Dandy son súper resistentes! Rafael

¡No podría vivir sin mis Dandy! Los llevo conmigo desde la mañana hasta la noche y son mis mejores aliados en la vida cotidiana. Leer mensajes, precios y todo lo que se presente, es realmente fácil con mis anteojos tan a mano. Son una extensión de mi cuerpo, los tengo totalmente incorporados. Pablo

Director de TV

Mi doble profesión de abogado y docente me exige trasladarme y leer todo el tiempo. Los Dandy me solucionaron los dos problemas que tenía: olvidarlos y la incomodidad de sacarlos de mi bolsillo a cada rato. Hoy no dejo nada para después, mis anteojos Dandy son mi aliado ideal para mi vida diaria. Fabián

Soy médico y atiendo en varios lugares. A los 45 la presbicia me empezó a requerir anteojos, especialmente para poder recetar. Empecé con anteojos tradicionales y luego de perder algunos le puse una cadenita. Así es como rompí varios, porque de tanto movimiento se enganchaban en el auto o en los escritorios. En 3 años debo haber cambiado unas 6 veces de anteojos. Un día cuando voy a hacerme un nuevo par, veo los Dandy en la óptica. Enseguida me dí cuenta que era lo que necesitaba. Llevo 3 años con el mismo par, a todo aquel que me pregunta, no paro de recomendar los Dandy, son una verdadera solución. Eduardo

Como empresario vinculado con el deporte, vivo con reuniones en diferentes lugares. Se los vi por primera vez a un colega en el exterior y ahí mismo compré unos similares pero que no tenían buen imán y me duraron poco tiempo. Cuando me enteré que se fabricaban en el país reconozco que dudé en comprarlos, pero al ver la potencia del imán me convencí, nada que ver con los importados que yo tenía. Hace casi 4 años que los tengo, una sola vez tuve problemas con la patilla y me lo solucionaron enseguida. Estoy muy conforme con mis Dandy, tanto por el producto como por el servicio que brinda la empresa Pablo